lunes, 23 de julio de 2012

¿Cuál Ley del Trabajo?

Economía | 19/07/2012
¿Cuál Ley del Trabajo?
El Gobierno se burla de la Ley del Trabajo. Froilán Barrios, miembro del Fadess, asegura que el Ejecutivo viola las normativas sin que MinTrabajo reaccione. Denuncia el aumento de las protestas de calle por responsabilidad del mismo Estado. Los conflictos laborales llegan también al sector público
ARIANA GONCALVES BRITO



La Ley Orgánica del Trabajo es una nueva normativa porque ni siquiera fue una reforma, fue una legislación que impuso el Presidente de la República, en lugar de ser un instrumento para establecer mecanismos de solución de los conflictos laborales; es todo lo contrario", afirma Froilán Barrios, integrante del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess).
Barrios señala que el Ministerio del Trabajo debería ser una instancia para resolver los problemas, pero esta institución del Estado hace todo lo contrario al deber ser y por esta razón se está ratificando la total inoperancia de la LOTTT.
"El primer violador de estos estatutos es el mismo Gobierno que la impuso a espaldas de los patronos y trabajadores", expresa Barrios quien explica que para muestra un botón: todas las empresas estatales están sufriendo las mismas consecuencias, ya que el patrono-Estado no quiere reconocer convenciones colectivas, ni el fuero sindical.
En algunas compañías éstas tienen casi 4 años vencidas y nada que se discute la contratación. Por otra parte censuró que un sindicato, como es el caso de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) que lo controla el mismo PSUV, esté arrodillado al patrono y acepte el contrato colectivo que les imponen, el cual perjudica a los empleados.
"En el mercado petrolero mundial los trabajadores perciben un salario de entre 1.800 a 10.000 dólares, mientras, que un trabajador petrolero venezolano es el que menos gana; su salario puede rondar los 700 dólares calculado a dólar oficial", expresó Barrios.
CONFLICTOS LABORALES A DIARIO
Para el miembro del Fadess la conflictividad laboral ha duplicado la cifra de lo que era en el año 2011 y se espera que este año se proyecte en más de 3.000 conflictos; alrededor de 80 a 100 problemas laborales suceden a diario, sin mencionar las protestas de vivienda y salud entre otras.
Barrios señala que resulta curioso que la conflictividad laboral se dé en el sector público y el más perjudicado es el trabajador. En cuanto a las labores de los sindicatos, dijo que se incrementa el control del Ministerio del Trabajo sobre las organizaciones sindicales.
"Establecerán el registro nacional de sindicatos que indica el artículo 388 de la LOT, en el cual todos pasarán por una alcabala, que es cumplir con los estatutos impuestos en la normativa y adecuarlos para que sean reconocidos".
De esta forma el Gobierno controlaría la vida sindical y favorecería organizaciones afines. Esto contradice completamente el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que indica que los sindicatos tienen plena libertad de establecerse por sí mismos", afirmó Barrios.
Tomado del Diario Tal Cual