lunes, 20 de agosto de 2012

Inspectorías regionales rechazan reclamos del sector privado

Inspectorías regionales rechazan reclamos del sector privado
06:28 am 20-Ago de 2012|Ana Díaz
Consultoría jurídica del Ministerio del Trabajo guarda silencio ante casos de interpretación legal

Sindicatos de la empresa privada se quejan de la falta de atención en esas dependencias laborales | Archivos
Un cartel en la puerta de la oficina del inspector dice: "No se atienden patronos". Esta situación se observa en algunas inspectorías del trabajo del interior del país desde que entró en vigencia la nueva Ley Orgánica del Trabajo, dijeron fuentes laborales.

Varios empresarios y representantes legales de compañías, que pidieron no mencionar sus nombres, denunciaron el trato hostil de los funcionarios de dependencias laborales hacia el sector privado. Señalaron que el personal de estas instancias traba o retrasa la tramitación de las solicitudes de los empleadores. Agregaron que han llegado a rechazar los documentos probatorios exigidos por la Ley Orgánica del Trabajo para decidir sobre los casos de despidos de un empleado con causa justificada.

"Cada inspectoría hace una interpretación diferente de la legislación y las empresas tienen que aceptar la decisión para evitar las sanciones severas que establece la ley", dijo uno de los afectados. Otro contó que un funcionario le informó que hasta el 7 de octubre está la orden del Ejecutivo de reenganchar a todos los despedidos de la empresa privada.

La orden incluye casos de los empleados que perdieron su trabajo por incurrir en conducta inmoral, injuria o falta grave de respeto al patrono y su familia, hecho intencional o negligencia que afectan la salud y seguridad laboral, e inasistencia injustificada al trabajo, entre otras faltas.

El jueves, en un acto de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, Ismael Pérez Vigil, presidente ejecutivo de Conindustria, ratificó que en algunas inspectorías se niegan a atender a los patronos privados.

En el candelero. El abogado laboral León Arismendi señaló que desde hace tiempo las inspectorías no dan curso a los reclamos de los trabajadores de la empresa privada y congelan las decisiones relativas al sector público. "Con la nueva ley esta tendencia contra las empresas se ha acentuado", afirmó.

Agregó que el problema está en la fuerte carga ideológica de la LOT que promueve la lucha de clases como transición hacia el socialismo.

El artículo 25 de la ley indica que "el proceso social del trabajo tiene como objetivo esencial superar las formas de explotación capitalista". Arismendi considera que hay un terrorismo contra los patronos privados a quienes "no les queda otra que cumplir la ley al pie de la letra".

El también profesor de Derecho del Trabajo de la UCV insistió que las normas laborales deben salir del consenso entre Ministerio del Trabajo, patronos (público y privado) y trabajadores. Añadió que para aclarar problemas de interpretación legal por parte de las inspectorías está la consultoría jurídica del despacho, la cual inexplicablemente se ha mantenido al margen desde la promulgación de la ley.

José Luis Alcocer, dirigente sindical de la Siderúrgica del Orinoco, dijo que "mientras en la inspectoría de Puerto Ordaz fustigan a los empresarios, al patrono Gobierno no lo obligan a cumplir con sus trabajadores. A los reclamos de los sindicatos de las empresas de Guayana no les paran".

Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina, ante la pretensión de funcionarios de algunas inspectorías de imponer el horario de ocho horas de lunes a viernes a las panaderías, les recordó que la Ley del Trabajo da un año de plazo para que los patronos adopten la nueva jornada. Crespo indicó que en la inspectoría de Vargas alegan no tomar decisiones hasta que salga el reglamento de la legislación.
FUENTE: DIARIO EL NACIONAL DE VENEZUELA.