jueves, 30 de agosto de 2012

Si hay pruebas que Pdvsa en Amuay fue negligente la Ley prevé cárcel

Si hay pruebas de que Pdvsa fue negligente la Ley prevé cárcel
Afectados cuentan con la opción legal de solicitar indemnización

Las cifras oficiales registran que la explosión en la refinería de Amuay ocasionó 41 muertes y 80 heridos CHERRY DOMÍNGUEZ/EFE

VÍCTOR SALMERÓN | EL UNIVERSAL
jueves 30 de agosto de 2012 12:00 AM
Extinguidas las llamas en la refinería de Amuay comienza un escenario legal donde los trabajadores de Pdvsa que están heridos, los familiares de quienes perdieron la vida y en general todos los afectados por la explosión tienen la posibilidad de recibir una indemnización y, de haber pruebas de que la empresa fue negligente, la Ley prevé cárcel para los responsables.

Para los familiares del trabajador de Pdvsa fallecido, o heridos, es clave el artículo 43 de la Ley Orgánica del Trabajo donde se especifica que "todo patrono es responsable por los accidentes laborales" y "la responsabilidad se establecerá exista o no culpa o negligencia de su parte".

Expertos consultados explican que este artículo obliga a Pdvsa a pagar una indemnización que deberá ser calculada por la Sala Social del Tribunal Supremo de Justicia si la empresa no llega a un acuerdo con los afectados.

En el caso de los familiares de fallecidos, heridos, que han sufrido destrucción en sus bienes y no son trabajadores de Pdvsa existe el camino de solicitar indemnización con base en el artículo 1.185 del código civil donde se indica que "el que con intención, o por negligencia, o por imprudencia, ha causado un daño a otro, está obligado a repararlo".

A diferencia de quienes son trabajadores de Pdvsa, en este caso es vital que la investigación que llevará adelante la Fiscalía determine intención, negligencia o imprudencia por parte de la empresa.

En el país no hay un caso similar que permita tener una idea de cuánto tendría que cancelar Pdvsa por indemnizaciones en caso de que aplique todo lo previsto en las leyes. A manera de ejemplo, la petrolera BP, además de despedir al consejero delegado Tony Hayward, canceló 7 mil 800 millones de dólares a los afectados por el derrame de crudo en el Golfo de México, donde once trabajadores perdieron la vida y se produjo un fuerte daño ambiental.

El presidente de la República, Hugo Chávez, ordenó la creación de un fondo con 100 millones de bolívares para atender a los afectados y otorgar una pensión de por vida a los familiares de los fallecidos.

No obstante éstos tienen la opción de exigir una indemnización mayor apoyándose en las leyes.

La culpa

Si la investigación de la Fiscalía determina negligencia por parte de la empresa en el deber de mantener actualizado un sistema de prevención, seguridad o incumplimiento de las normas técnicas que permiten prevenir hechos como el ocurrido en la refinería de Amuay, los funcionarios de Pdvsa se exponen a una sanción penal.

La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (Lopcymat) establece en su artículo 131 que "en caso de muerte de un trabajador como consecuencia de violaciones graves o muy graves de la normativa legal en materia de seguridad el empleador o sus representantes serán sancionados con pena de prisión de ocho a diez años".

Además habría cabida a una demanda soportada en el código penal para exigir cárcel por los fallecidos que no son trabajadores de Pdvsa.

De acuerdo con la información oficial se ha comprobado el fallecimiento de 41 personas y 80 heridos.

El seguro

Aparte de la investigación que hará la Fiscalía es necesario prever que las reaseguradoras, es decir, las compañías encargadas de cubrir los daños que sufrió Pdvsa en sus instalaciones, harán una investigación a fondo sobre las causas y el origen de la explosión.

Las reaseguradoras enviarán expertos al país para determinar si no hubo negligencia por parte de la empresa y bajo el argumento de fallas en las normas de seguridad disminuir el monto a cancelar.

Abogados consultados indican que el informe de las reaseguradoras, en caso de probar negligencia, podría ser utilizado por los afectados para demandar a Pdvsa.
FUENTE: EL UNIVERSAL